¿La IA mató a la estrella del vídeo?

scriptbook, herramienta ia

¿La IA mató a la estrella del vídeo?

La estrella del vídeo

1 de agosto 1981, 12.01 a.m., MTV publica su primer vídeo musical:

La letra nos recuerda:

In my mind and in my car

We can’t rewind we’ve gone too far

Pictures came and broke your heart

Put the blame on VCR

(…)

Video killed the radio star

¿El vídeo mató realmente a la estrella de la radio?

No: solo se convirtió en el medio rey pero convivió con ella.  Y en los últimos años la radio sobrevive al avance del streaming con mejor salud que la propia TV.

¿La IA matará a la estrella del vídeo?

¿O tal vez solo nos ponemos apocalípticos como esta canción de 1981?

Lo que la IA nos ofrece

Regreso al futuro: estamos en 2024.

Y hay ámbitos reales donde la inteligencia artificial (IA) está muy presente.  De hecho, si produces vídeo regularmente es más que probable que ya estés utilizando varias de estas apps (como ves, en todas las fases de la producción audiovisual):

  • Guionización: Scriptbook es capaz de predecir (con un 87% de fiabilidad) el potencial de éxito de cualquier relato que subas, al compararlo con su base de datos de más de 30.000 guiones.  Largo.AI ayuda a buscar localizaciones. Y el omnipresente ChatGPT-4 te permite desde realizar un brainstorming hasta afinar cualquier guión.
  • Preproducción: Yamdu nos permite planificar las sesiones de rodaje, encontrando la mejor combinación de disponibilidad de actores, espacios y meteorología.
  • Edición de video: Adobe Premiere o Firecut ya te permiten analizar el metraje con IA y sugerir cortes y ediciones, acelerando el proceso de edición. Descript incluso te permite editar vídeo a partir de prompts de texto. Izotope para optimizar cualquier mezcla de sonido, Runway para añadir máscaras y efectos visuales a imágenes de vídeo, Deepdub.ai para doblaje, Colourlab.ai para corrección de color.  Face Director de Disney permite cambiar expresiones

Fuente: vídeo generado por Sora

 

  • Personalización de marketing: la data de la audiencia nos permite hipersegmentar y personalizar cualquier pieza de comunicación en fusión de sus perfiles individuales.  Este ejemplo de Cadbury´s India nos muestra cómo

Como has visto, en la mayor parte de los casos, lo que estas aplicaciones ofrecen es la posibilidad de acelerar nuestro trabajo, eliminando o reduciendo tareas mecánicas de poco valor.

Bien, ¿entonces el trabajo está hecho?

¿Jubilamos a la industria audiovisual en su conjunto?

Lo que la IA no podrá darnos

En un artículo anterior nos hicimos eco de las 3 variables (3 P´s) con las que la industria audiovisual para asegurarse de que sus producciones son competitivas.  Hablamos de Producción, Protagonistas, y Plot (guión).

En teoría, si en una producción dos de esas tres variables son potentes, porque cuentas con The Rock o dispones de 150 millones de dólares para rodar, te irá bien.  Y si además cuentas con un guión brillante y disruptor como el clásico de terror “La Bruja de Blair”, tendrás más opciones de brillar aunque tu presupuesto sea limitado.

El hecho es que la IA solo está revolucionando de veras una de estas variables: la producción.

En cuanto al guión, las herramientas mencionadas (y muchas otras) nos proporcionan sugerencias basadas en tendencias, nos permiten realizar brainstormings y esbozar posibles tramas y personajes.  Esto acelera y enriquece el proceso creativo, pero no sustituye a la visión artística humana, que es imprescindible para crear historias emotivas y completamente originales.

Por último, nos toca hablar de los protagonistas: los actores.  Podemos decir que su rol hasta el momento está a salvo, como demuestra la reciente victoria extra-judicial de Scarlett Johansson frente a los propietarios de ChatGPT, que habían simulado la voz de la conocida actriz en su chatbot.  De momento ninguna productora puede replicar la imagen o la voz de una actriz o actor sin su consentimiento… a menos que esté preparada para un litigio judicial de los gordos.

Tom Hanks va más allá y predice que el uso de la tecnología deepfake se circunscribirá a resucitar actores fallecidos como ya ha sucedido por ejemplo con los personajes de Leia en la última entrega de Star Wars o de un joven Luke Skywalker en el final de Mandalorian.

La estrella del vídeo, a lomos de gigantes

En definitiva, el séptimo arte en particular y la producción de vídeo en general están viviendo una revolución similar a la impulsada por los Lumiére.

Disponemos de nuevas herramientas para inspirar y facilitar nuestro trabajo.

Pero el arte por definición es una “actividad humana mediante la cual se interpreta lo real o se plasma lo imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros”.

Los humanos seguimos al frente.  Continuará…

Saludos a todxs.

Indica tu Nombre y tu correo electrónico para apuntarte a la asesoría gratuita

Indica tu Nombre y tu correo electrónico y recibirás el enlace para descargarte tu ebook gratuito