BIG BROTHER IS DEAD

Seamos sinceros: tanto los profesionales del sector como el ciudadano de a pie sabemos que la publicidad según la conocemos ha dejado de ser un vehículo apropiado para aproximar las marcas a nosotros, las personas.

  • Primero porque el bombardeo publicitario cotidiano ha alcanzado un nivel intolerable para nosotros.
  • Segundo porque los mensajes publicitarios han dejado de ser creíbles.
    Poco a poco nos estamos dando cuenta de que los avances tecnológicos e Internet están de nuestro lado: por fin es posible cerrar la puerta al intruso que lleva toda la vida colándose en nuestra sala de estar sin permiso.
  • También somos conscientes de que nuestra atención es el bien más escaso para las marcas. El problema es que ya no son capaces de comprar esta atención con dinero a base de campañas multimillonarias. Naturalmente,todavía existen caminos para entrar en nuestras conversaciones, pero encontrarlos requiere grandes dosis de humildad para llegar a conocernos, imaginación para encontrarnos y de tiempo para ganarse nuestra confianza y enamorarnos.
  • Un cóctel demasiado exigente para corporaciones sin tiempo y gestores de marca carentes de imaginación.
  • El gran hermano, ese triunvirato empresarial/publicitario/mediático al que llamamos Big Brother es un gigante con pies de barro y tiene los días contados.

Exagero???

Etiquetas: , , ,

No comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Indica tu Nombre y tu correo electrónico para apuntarte a la asesoría gratuita

Indica tu Nombre y tu correo electrónico y recibirás el enlace para descargarte tu ebook gratuito