«Efecto Pratfall»: aprendizajes para tu marca

caidas

«Efecto Pratfall»: aprendizajes para tu marca

Aprendizajes para tu marca del “efecto Pratfall”: ¿nos caen mejor quienes la cagan?

En 1966 el psicólogo Elliot Aronson realizó un singular experimento en la universidad de Minnesota.  En él, un grupo de personas veían un concurso de preguntas y respuestas, en el que el participante acertaba más de un 90% de las preguntas.  Un segundo grupo vio al mismo concursante, pero con la diferencia de que al final se derramaba una taza de café por encima.  Cuando se preguntó cómo les caía el concursante, quienes habían presenciado el incidente (pratfall), puntuaron considerablemente mejor al protagonista.  Con ello, Aronson llegó a la conclusión de que los errores hacen que percibamos a las personas como más agradables.

Ejemplos del mundo real: los resbalones de Jennifer Lawrence, la espontaneidad de Bill Murray o los célebres petardazos de Richard Branson (Virgin Cola apenas duró unos meses en el mercado y con Virgin Trains se cayó igualmente con todo el equipo) hacen que sintamos a estos personajes más cerca.

caidas: aprendizajes para las marcas

Aprendizajes para tu marca: fallar nos hace humanos

La pregunta es ¿por qué?

¿Por qué nos nos caen mejor los patosos, los frikis, que los sabelotodos?

Muy sencillo: porque se parecen más a nosotros.  Porque fallar nos hace más humanos.

Y las marcas, no lo olvidemos, las recuerdan, las prefieren y las compran los humanos.

¿Crees que tus clientes buscan una marca perfecta?

La respuesta es no: buscan una marca que puedan considerar compatible con ellxs.

Un reciente estudio de la Universidad de Northwestern analizó 110.000 reviews online de 22 categorías diferentes y su grado de influencia sobre la compra de esos productos.  Lo sorprendente es que las reviews más influyentes fueron las situadas entre 4,2 y 4,5, mientras que las opiniones perfectas (5) mostraron mucha menos influencia sobre la compra (los lectores las consideron sospechosas).

¿Aprendizajes para las marcas? la perfección, que no existe en el mundo real, nos tira para atrás cuando procede de una marca.

Mostrar una marca imperfecta y salir ganando

Mostrar las imperfecciones no consiste solamente en anunciar con orgullo un producto que amarga como lo hace Bitter Kas.  Implica:

1.Recalibrar tu medidor de riesgo. El mayor riesgo no estriba en posicionarte, sino todo lo contrario: en quedarte en tierra de nadie.  En no ser ni frío ni calor, ni conservador ni liberal, ni español ni cosmopolita. Di la verdad: ¿crees que todas las cervezas de España se habrían atrevido a firmar esto como lo hizo Estrella Galicia?

2. Huir de los clichés. Que el líder de la categoría lleve hablando de placer varias décadas debería llevar al resto de competidores a huir de ese posicionamiento.  No a emularlo.  Y sin embargo, ahora que comienza el buen tiempo, hay no menos de tres marcas de helado vendiendo exactamente lo mismo:  placer y “tu momento de relax”.  Ben & Jerry´s por el contrario, nos habla de otra forma, con una coloquialidad que sorprende en esta categoría.

helados: aprendizajes para las marcas

3. Gestionar adecuadamente los errores una vez salen a la luz.  Porque van a producirse quieras o no. Como la actriz Barbara Streisand tuvo ocasión de comprobar en sus propias carnes en 2003, internet propaga con mucha más rapidez todo aquello que intentas acallar o censurar.  Como esta foto aérea de su mansión que se publicó sin su consentimiento.  La Streisand denunció a su autor y terminó perdiendo el litigio y pagando las costas.  Además de que la foto corrió como la pólvora por los medios digitales de toda América.

Streisand estate: aprendizajes para las marcas

Copyright (C) 2002 Kenneth & Gabrielle Adelman www.californiacoastline.org, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=22417977

Saludos a todxs!

Indica tu Nombre y tu correo electrónico para apuntarte a la asesoría gratuita

Indica tu Nombre y tu correo electrónico y recibirás el enlace para descargarte tu ebook gratuito