Voy a hablarte en arameo, a ver si me entiendes

Mini juega a colarse en el subconsciente de los británicos

23 Febrero 2011 

Internet, móviles y revistas son los medios en los que Mini está difundiendo una campaña en Reino Unido con la que quiere llegar al subconsciente de sus potenciales clientes para que éstos les den sus datos y les digan cuándo creen que van a comprar un nuevo vehículo.

Mini juega a colarse en el subconsciente de los británicos

Las creatividades gráficas, obra de la agencia Lida, muestran la famosa figura del Mini escondida en lugares insospechados, desde una tostada a la cara de un perro, según Brandrepublic.

via www.marketingnews.es

Me encuentro con esta reseña en Marketing News y me pregunto:

si esto es creatividad orientada a activar la preferencia respecto a la marca Mini,

– si es contenido que sirva para ampliar/desarrollar un territorio apropiable por la marca en el que apuntalar la fidelidad de los clientes: ¿el subconsciente?

– si en un contexto de sobresaturación cunde más un mensaje críptico o uno sencillo,

– si en un sector que se contrae conviene comunicar beneficios claros y contundentes o apelar a la inteligencia.

Espero vuestras opiniones.

2 Comments

2 Comments

  1. Pablo says:

    Puede que ganen algo en notoriedad con esta campaña, pero más allá del acierto que puedan tener en las imágenes que elijan, ni fija un territorio, ni desarrolla un posicionamiento…ni hace nada de lo que se supone útil.
    Y respecto a lo del subconsciente…suena un poco anticuado no? No creo que hoy en día nadie busque conscientemente un efecto así…
    Enhorabuena por tu blog Javier, hace tiempo que lo vengo siguiendo aunque es la primera ve que me animo a comentar, eres un crack, sigue así.

  2. Correo HTML TypePad
    Hay un línea de publicidad típicamente británica (yo viví allí dos años cuando tenía más pelo…) que recurre mucho al enrevesamiento del mensaje jugando con creatividades que tocan unas veces lo subconsciente y otras el más puro surrealismo.  Lo del subconsciente suena efectivamente a los mensajes subliminales que todas las marcas nos intentan colar.  Nunca me lo he creído.  Gracias por tu comentario y tu ánimo, Pablo.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *