VENCER A LOS HOMBRES GRISES

En el libro La Historia Interminable de Michael Ende, el protagonista es un niño que se enfrenta a unos seres terribles llamados los hombres grises. Estos son "los malos", la gran amenaza de los hombres, a los que roban su tiempo.

En nuestra sociedad son las marcas las que nos roban nuestro tiempo. O quizá no exactamente, para ser justos. De modo análogo a las personas, las marcas nacen, crecen, a veces se reproducen y más tarde mueren y desaparecen. Sin embargo no pueden pensar, ni tomar sus propias decisiones, ni ser valientes, ni atrevidas, ni plomizas, ni cobardes. Al menos no por sí mismas.

Son sus creadores los que de verdad nos roban nuestro tiempo. Son hombres grises porque no nos escuchan, porque no nos conocen ni hablan nuestro idioma y ni siquiera tienen muy claro dónde encontrarnos. Armados con vetustos manuales de marketing, calculan de un modo mezquino el grado de riesgo que deben asumir, y sólo toman decisiones seguras, "políticamente correctas". Sacan lustre a sus Power Points, contratan sus agencias y sus campañitas, firman los cheques y continúan bombardeándonos con más y más publicidad anodina, robándonos como consecuencia de ello nuestro bien más preciado: el tiempo.

En mi carrera he conocido unos cuantos de estos hombres grises. Y seguro que en alguna fase me habré convertido sin saberlo en uno de ellos.

2 Comments

2 Comments

  1. Carolina Rodriguez Olalla says:

    Hola Javier,
    Estuve en tu sesión del master de Marketing de Esdén del sabado 21 de noviembre (gracias de nuevo, aprendí mucho con tus ejemplos y explicaciones) y estaba mirando por encima en tu blog.
    El libro que mencionas en este post es de Michael Ende pero es “Momo” y no “La historia interminable”.
    Saludos!
    PD.Por cierto, me quede con ganas de preguntarte por qué diste ese giro a tu carrera profesional pasando de la empresa privada a la consultoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *