¿QUIEN ME EXPLICA EL EXITO DE “QUIEN SE HA LLEVADO MI QUESO”?

51L801XM1vL__SL500_AA240_

Supongo que habéis leído el libro o por lo menos habéis oído hablar de él.  Es la historia de 2 ratones y dos hombrecillos con distintas actitudes ante la búsqueda de alimento (queso) en un laberinto.  Los 2 ratones son flexibles y entusiastas en la búsqueda uno de los hombrecillos sigue su ejemplo y el segundo es un apalancao.  Ya está… 

Pero de verdad, ya está.

Hacía tiempo que alguien me lo había recomendado y por fin lo he leído.  Me ha parecido:

Inspirador:  es fácil emocionarse con la propuesta.  Reírse de uno mismo + perder el miedo al futuro = ruta hacia el éxito.

Corto:  esta mañana lo leí de un tirón en el vuelo La Coruña-Madrid (el trayecto dura menos de una hora).

Estereotípico: es fácil verse reflejado en alguno de los 2 hombrecillos (o ver al de a lado en ellos).  Lo cual es un elemento de especial utilidad en Literatura:  ¿a quién no le gusta verse reflejado en lo que lee?  ¿Quién no se ha sorprendido alguna vez leyendo un pensamiento/sentimiento propio que nunca habíamos logrado describir?

Rematadamente simple: es imposible no entenderlo, de hecho es TAN simple que daría vergüenza no terminarlo.

Es el mejor ejemplo de un libro multipropósito, dado que puede metaforizar el cambio, las fobias y los temores, el dinamismo del mundo de los negocios, el liderazgo y hasta ha servido como libro infantil de autoayuda.  Vamos, que vale casi de todo, menos de libro de cocina.  De hecho, aunque el libro se asocie con el mundo empresarial, su autor Spencer Johnson no es un empresario de éxito ni un experto en Coaching, sino un médico y psicólogo.

Bueno, hecha la introducción paso a la carga, sin ambages: no creo que su simpleza sea una simple fachada que esconda una gran lección detrás.  Es que es EL LIBRO MÁS SIMPLE QUE HE LEÍDO EN MI VIDA.   Punto.

Me pregunto entonces cómo entender su éxito (ha vendido más de 25 millones de copias en todo el mundo).  Y pienso que el éxito tiene un componente de impredecibilidad notable. 

En este punto me acuerdo de The tipping point, de Malcolm Gladwell.  No he leído a nadie tratar con tanta lucidez el concepto de masa crítica, ese punto de inflexión donde un libro, una idea o una canción pasan de ser conocidas por unos cientos de personas a serlo por millones.

The tipping point sí me parece un libro interesantísimo.  Pero no ofrece ninguna fórmula secreta para reproducir el éxito.  Porque tal fórmula no existe.

Sí, lo sé:  claridad, simplicidad, coherencia, consistencia, relevancia, controversia, son caminos que nos vienen a la mente a todos. 

Pero, ¿quién no los ha transitado mucho, en una agencia de publicidad, en un negocio, en un grupo de música… sin llegar a ver el punto de inflexión?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *