Por qué Starbucks no necesita hacer publicidad?

65007512_3e26edb89e

Hace unos días escribí (la cagué escogiendo el día – a juzgar por la caída en el número de visitas, la mayoría de vosotros debíais estar de vacaciones o casi, en fin es lo que tiene ser un blogger imberbe…) un post donde hablo sobre la importancia que tiene fabricar un producto excelente, muy por encima de contar cualquier historia original-ocurrente-creativa sobre él.

Acabo de releer un bookmark que había guardado con una entrevista al máximo responsable de Crispin, Porter y Bogusky (posiblemente la agencia con mayor reputación creativa -ejem- de Estados Unidos:  Nike, Volkswagen, Gap, el reposicionamiento de Burguer King…).   Opina como yo (o yo como él):  "creo que el futuro de la publicidad son excelentes productos que lleven excelente marketing incrustado dentro de ellos mismos".  Y finaliza diciendo que "el buzz no lo crean los canales sino las ideas". 

¿Cuánto tiempo habré perdido en mi carrera ayudando a crear anuncios anodinos?.  Pintando de rosa la cara pálida y mortecina de productos agonizantes.  Qué bien me  hubiera venido concentrar mis pocas neuronas en desarrollar nuevos productos de los que realmente mereciese la pena hablar.

Starbucks no necesita publicidad:

– porque de Starbucks sí merece la pena hablar (aunque sea mal),

– Starbucks es diferente,

– ha logrado una presencia casi ubicua en el centro de Madrid en un tiempo record.  Porque a diferencia de EEUU y otros países europeos, lo ha hecho en España a pesar de un país con una notable cultura cafetera. 

– es o no sorprendente que paguemos 3,50 eur por un café con un chorro de sirope servido en un vaso de cartón de burguer…?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *