¿PEPSI O PESI?: LAS VENTAJAS DE NO SER LÍDER

Anoche peléandome con el sueño y los interminables bloques de publicidad de Antena 3 (cuándo se cargarán esta lacra anacrónica??), este anuncio de Pepsi me hizo sonreir.


Pienso que Pepsi hace tiempo que necesitaba un movimiento semejante.  La marca de Cola, número uno indiscutible en Estados Unidos desde hace décadas, arrastra en Europa un posicionamiento de me-too, una marca algo vacía y con un lado emocional todavía por construir.

Durante años han obviado la gran ventaja que tiene el segundo:  mostrar ese lado humano y vulnerable (también más cálido) del que reconoce no ser el líder.  En lugar de apostar por la sinceridad (cuánto agradecemos los consumidores que las marcas nos muestren sus defectos), se han dedicado durante años a hacer la comunicación predecible y distante que todo el mundo podía esperar de ellos.  Conciertos, energía, dinamismo, juventud… o sea lo mismo que cualquier marca de moda joven, o licores, o cerveza, o bebidas energéticas, o telefonía móvil…

Ahora se bajan de su pedestal (asumo que es una estrategia a largo) para acercarse al consumidor con un "reality bite":  cómo pronunciamos el nombre de producto.

En su web apuestan por el empowerment de los consumidores, que pueden escribir en la Real Pesipedia Española o unirse al grupo"Yo también digo Pesi" en Facebook, que ya tiene casi 2.000 miembros en sólo un par de días de campaña.

Lástima ese "lo digas como lo digas, ahorras" final.  Todo el mundo sabe que la Pepsi es generalmente más abarata, ni siquiera en un momento nervioso como el actual el precio merece el cierre del spot, restándole protagonismo al intento de añadirle cercanía al producto.

Me huele a imposición de la mujer del director general a última hora…

Saludos irreverentes.

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *