MOUSSEL DE LEGRAIN: BUSCANDO EN EL BAUL DE LOS RECUERDOS EN VEZ DE TIRAR LOS PRECIOS

Hace unas semanas publiqué una entrada sobre las temidas marcas blancas (temidas por las marcas de fabricante, claro). A juzgar por el aluvión de nuevos anuncios relacionados con esta batalla campal que ha traído Septiembre, el tema trae de cabeza a las grandes marcas.

Siendo en estos tiempos más rentable conservar un cliente que invertir en la conquista de uno nuevo, si me permitís simplificar un poco la realidad, las marcas de fabricante tienen ante sí dos grandes rutas estratégicas que pueden seguir en este momento:

a) atarse los machos y superar el nerviosismo subrayando aquellos valores de marca que las han hecho grandes: herencia, innovación, confianza (pero hacerlo de un modo relevante y diferencial para su público … no sé si el hecho de no fabricar para marcas blancas es relevante o diferencial…)
b) tirar la toalla y aceptar la batalla planteada por las marcas blancas, e.d. bajar los precios

Observo que un buen número de marcas eligen el segundo camino: si hace 15 días declaraban orgullosas que no fabricaban para marcas blancas, ahora se meten de cabeza en el ring con ellas. Para no herir sensibilidades no señalo a nadie, todos sabéis quienes son.

Al lado de estas marcas más… digamos “volubles” ante la crisis, me encuentro con el caso admirable de alguien que recurre a su esencia de marca como antídoto: Moussel de Legrain. No dejéis de ver su spot de los años 80, reutilizado tal cual.

Me explico, no es que lo retro mole o deje de molar. En términos comerciales eso es irrelevante. Pero la iniciativa de Moussel refleja:

– que en un mercado tan sumamente comoditizado como el de los geles (escasa diferenciación, el precio es un argumento clave), alguien se atreve a recuperar los valores de marca del bául de los recuerdos
– que la autenticidad, las credenciales, las raíces, tener una historia detrás, puede ser en este difícil contexto, como lo ha sido siempre, un buen acicate para obtener la fidelidad de los clientes.

Dudo que tengan Moussel en el Mercadona, a ver dónde lo encuentro.

Etiquetas: , ,

One thought on “MOUSSEL DE LEGRAIN: BUSCANDO EN EL BAUL DE LOS RECUERDOS EN VEZ DE TIRAR LOS PRECIOS

  1. Me encanta que te guste nuestro trabajo y lo destaques en tu Blog.
    ¡¡Sigue dando guerra lo necesitamos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *