LA DECEPCION DEL HOMBRE MODERNO ES CREERSE UNICO Y DESCUBRIRSE CORRIENTE

180px-Michelangelo_Caravaggio_065

Me encuentro esta afirmación en uno de los foros de leadingnewthinking de MPG.  Os recomiendo suscribiros, me sorprende positivamente con bastante frecuencia.

No puedo estar más de acuerdo en el titular:  todos aspiramos a ser exitosos y trascender.   Las dos escalas superiores de la famosa pirámide de Maslow son Reconocimiento (de los otros) y Auto-realización (satisfacción interior, también relacionada con el hecho de ser especiales en nuestro entorno).

Si la decepción es la sintomatología, ¿cuál es la enfermedad?.  Apunto varias:

· SINDROME DEL KOLJÓS:   con las low cost las diferencias de clase tienden a desaparecer: todo el mundo tiene un megatelevisor de plasma cubriendo media pared del salón.  Todo el mundo tiene un monovolumen para meter a los nenes.  Todo el mundo puede escaparse a Londres  en un puente.  Necesito ser diferente, pero las marcas ya no me ayudan tanto como antes…

· SINDROME DE PETER PAN:  I want to be forever young, como aquella canción de Alphaville.  Pufff, qué viejo soy.

· SINDROME DE NARCISO:  la imagen personal es hoy más importante que nunca, cuando con un click cualquier desconocido puede acceder a nuestro cv, nuestro perfil de facebook o xing….  Pero si no hago más que correr en todo el día apagando fuegos… ¿cómo voy a tener tiempo para mejorar mi marca personal?

· SINDROME DE LAS ARENAS MOVEDIZAS:  no tengo un único estilo personal, puedo ser un ejecuta de camisa con iniciales bordadas en el trabajo, un corderito con pijama a cuadros en casa, y un hippijo con chupa vintage de copas.  Qué complicado.

A lo mejor lo pinto demasiado negro, pero afirmar la identidad en un mundo tan cambiante me parece un reto de narices.  ¿Qué opináis?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *