Jobs certifica el fin de la era PC

Jobs

Leo un artículo en prensa con este controvertido titular que habla sobre la intervención del mandamás de Apple en un popular evento de nuevas tecnologías celebrado en la capital mundial de la informática, California.

Jobs opina que la migración de los PC´s de sobremesa a las tabletas digitales es inevitable.  Concibe los ordenadores de sobremesa como grandes dinosaurios que permanecerán en nuestros hogares y nuestras oficinas.  Pero en la medida que las ventajas de equipos más flexibles, portátiles y manejables cojan arraigo entre los usuarios más innovadores, los dinosaurios serán utilizados sólo por un pequeño grupo de individuos rezagados.

Jobs basa esta afirmación en sus 3 grandes victorias anteriores al frente de Apple, 3 grandes innovaciones que han marcado el desarrollo de la informática en el último cuarto de siglo.  Nadie negará que Jobs ha estado muy activo en estos años:

Lideró el lanzamiento en 1984 del revolucionario interfaz de Apple (el estándar mundial de sistema operativo Windows de Microsoft fue en sus orígenes una mera copia de aquel).  Hasta entonces los usuarios de informática lidiábamos con programas terribles que requerían tener el manual al lado como Wordperfect, Wordstar, DBase o Quattro.

Lideró el éxito en 2001 de iPod, que si bien no fue el primer reproductor de mp3 del mundo, sí es el que casi una década después de su lanzamiento consigue vender más de 20 millones de unidades cada Navidad. 

Lideró el éxito de iPhone, que ha acelerado la convergencia de dispositivos permitiendo a los consumidores centralizar en el teléfono todas las funciones que empiezan a ser imprescindibles en nuestro día a día: el teléfono, internet, la fotografía y el vídeo.

También me han interesado los fogonazos de indignación del algunos lectores del diario que en sus comentarios acusan a Steve Jobs de vender diseño glamuroso e insustancial, de plagiar a su competencia, de sacarnos la sangre -o intentarlo- cobrando por el software y las canciones en iTunes, hasta de frikismo…

Uno de estos lectores argumenta que la tecnología no ha hecho desaparecer a los destornilladores y que los viejos PC´s tampoco desaparecerán.  Estoy parcialmente de acuerdo.   Es verdad que en mi caja de la herramienta que no uso nunca (pero es un signo de masculinidad de los pocos que nos quedan a los hombres en el hogar conyugal ;) , sí hay destornilladores de los de siempre.  Pero también uno de esos con puntas de imán que facilita el trabajo.  Y si tuviese un poco más de interés tendría uno de esos destornilladores eléctricos…

Los dinosaurios seguirán en la caja de herramientas (ocupando además un montón de espacio), pero poco a poco dejaremos de hacerles caso, si nuevos dispositivos nos permiten hacer lo que queremos hacer (leer, ver, oir contenidos on-line, divulgarlos, editarlos, comunicarnos con los demás y desarrollar nuestro propio contenido) de un modo más sencillo, práctico y libre.

¿Qué hacemos? ¿Defenestramos a Jobs o le ponemos una estatua en el parque?

Saludos irreverentes.

2 Comments

2 Comments

  1. Pues claro que llegará el fin del PC, pero para esto faltan todavía muchos años…
    Aunque será otro dispositivo, y no el ipad, el que acabe con él
    Cuando dejen de fabricar y vender en su tienda el Mac Pro, entonces podremos decir que ha llegado el fin del PC, pero de momento bien que venden dinosaurios, y a qué precios…
    A pesar de todo, no es descartable que con este comentario consiga que unos cuantos modernillos se pasen al ipad i vendan su pc, aunque veremos cuando tardan en arrepentirse.
    Saludos!

  2. Miguel Angel says:

    Jobs es un profeta y tiene legiones de seguidores. Vende tecnología exclusiva envuelta en un packaging espectacular que es un regalo en sí. Glamour, diferenciación, cool, carísimo… todo un conjunto de valores que te hacen destacar del resto. ¿Qué más da que el software que controla esos gadgets sea propietario?. Eso solo preocupa a una panda de linuxeros rebotados.
    Apple no inventó el Pc, ni el reproductor de MP3, ni el portátil, ni el tablet, ni el móvil, pero sus aparatos son conocidos en todo el mundo. Y arriesga, y triunfa. Olé.
    El resto no son más que comentarios vertidos en el fragor de la Keynote.

    Ahora que lo pienso, no tengo nada Apple, ouch!! debo ser uno de esos linuxeros rebotados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *