FACEBOOK, UNA VEZ MAS, EXPULSA A QUIEN NO LE CONVIENE.

Se supone que esto de las Redes Sociales e Internet 2.0 va de espíritu colaborativo.  Juntos somos más fuertes: escribimos, nos informamos, nos adherimos a distintas iniciativas y nuestra voz, en definitiva, suena más alto gracias a la red.

Gracias a esta filosofía altruísta y fraternal, como de comuna hippie, Facebook aparece ante nosotros como una especie de koljós digital:  a diferencia de los grandes medios off-line, politizados y constreñidos por los intereses económicos, Facebook es nuestro, es de todos.

Hace poco compré Faceboom, un libro que tiene la lucidez de nadar contracorriente y cuestionarse la utilidad real de Facebook y la naturaleza pueril de nuestro comportamiento on-line.  Pues bien, a los pocos días de salir el libro, Facebook cortó las páginas del autor y sus fans.  Lo cual nos informa a un tiempo de que:

a) Facebook no es de todos sino de los dueños de Facebook.  O sea es un negocio puntocom más.  Y por lo tanto está orientado al beneficio y tiene una reputación corporativa que proteger.  Fuera caretas.

b) Lo del espíritu colaborativo lo entendimos mal: realmente Facebook es colaborativo salvo que la colaboración no le convenga. ;)

Aquí tenéis un vídeo que resume lo sucedido: cómo les cortan las páginas, cómo ante el revuelo que se monta las vuelven a poner on line y claro, en lugar de silenciar el efecto del libro, lo multiplican exponencialmente.  Es lo que los americanos llaman "efecto Streisand" y yo "efecto hijas de ZP". 

Por cierto, hoy me entero en Menéame que también se han cargado el Facebook de un grupo de trabajadores agraviados de Mercadona.  Parece que esto de que Facebook le retire el altavoz al primero que le importune se está convirtiendo en un hábito.  Tendré que andarme con cuidado…

Viva la libertad en Facebook. 

Y lo siento por lo e-hippies pero todas las Redes Sociales son un negocio, igual que El País, La Cope o la Sexta.  Como decía la canción de los Smiths: "love, peace and harmony, very nice, very nice, but maybe in the next world…".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *