Ago
25

Para triunfar, olvídate de ser “el mejor”. Sé único.

El principal motivo por el que unos negocios más flojos triunfan y otros aparentemente más sofisticados fracasan es su capacidad o no de convertirse en “los mejores del mundo”. Si quieres que tus clientes te escojan en lugar de decantarse por tu competencia, ofrecer un producto netamente superior al de los demás es muy difícil. No intentes ser el mejor, intenta ser único para ellos.