ARTICULO DE SERVIDOR SOBRE EL LIDERAZGO DE LA NUEVA TVE SIN PUBLICIDAD, EN EL ULTIMO Nº DE EL PERIODICO DE LA PUBLICIDAD

En la trinchera:  la batalla de las cadenas privadas por el pastel de TVE.

A estas alturas nadie cuestiona que vivimos en un momento de cambio sin precedentes en la relación entre los medios, las marcas y los consumidores. 

Por primera vez la fragmentación e hiperespecialización de la oferta audiovisual nos permite seleccionar con total precisión aquello que queremos ver.  Por primera vez (gracias a los Social Media) un consumidor tiene, potencialmente, un poder de comunicación equiparable al de cualquier marca multinacional.

Un grupo creciente de marcas comienza a dar sus primeros pasos, todavía inseguros, hacia un modelo de relación más colaborativa con sus clientes.  Danet nos permite escoger el sabor de sus nuevas natillas, Dove invita a “mujeres reales” a participar en sus anuncios, Diesel invita en su site a desarrollar titulares para su campaña Be Stupid…

Sin embargo, presencio el fragor de la batalla entre las televisiones privadas por captar el pastel de la publicidad que ha salido de TVE y pienso que siguen luchando entre sí desde la misma trinchera de los últimos 40 años.

Las televisiones tienen ante sí  un problema de fondo mucho más preocupante que repartirse los euros de TVE:  que los consumidores estamos aprendiendo a detectar y a esquivar la publicidad intrusiva, aquella que no hemos solicitado y no nos resulta útil

Aunque la eficacia del viejo spot de 30 segundos sigue disminuyendo, ni las televisiones ni las centrales parecen dedicar mucha atención a poner sobre la mesa nuevos formatos y contenidos que aporten valor a la audiencia e incrementen su interés, rentabilizando así los euros invertidos por los anunciantes.TRINCHERA

Mientras, TVE se despega en los rankings de audiencia.  Saca ya 2,3 puntos a la primera de las privadas y coloca 48 de sus programas entre los 50 más vistos del mes de Febrero. 

Vuelvo la vista hacia el fuego cruzado de las televisiones desde sus viejas trincheras.  Observo su batalla feroz por conseguir una décima más de audiencia y pienso que paradójicamente no tienen demasiado en cuenta a esa audiencia.  Es la esencia del despotismo ilustrado:  "todo por la audiencia pero sin la audiencia".

 

Javier Regueira es empresario, autor, blogger y profesor de Marketing en la Escuela Superior de Publicidad.

www.javierregueira.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *